Tag Archives: efecto Llamada Telefónica

Cómo conseguí una beca Argo en la empresa que yo quería

1 Abr

Las becas Argo, Faro o Leonardo están pensadas para recién graduados o universitarios en los últimos semestres de carrera. Muchas veces, uno rellena un formulario, escoge los países dónde uno querría trabajar, y quizá reciba alguna oferta en los siguientes meses.

En  mi caso, en casi dos años con mis datos en la web de Argo y Faro sólo recibí una oferta de trabajo, la cual no era precisamente de mi interés. Eso me llevó a leer las bases de estas becas y darle la vuelta al proceso.

Empecé a buscar unas prácticas en empresas que quizá no tenían muchas ofertas para graduados  en ese momento (debido a la situación de crisis global, año 2010), y  les ofrecí  hacer un contrato de prácticas de 6 o 7 meses. 

Cuando enviaba mi candidatura a empresas de mi agrado, la respuesta típica era que con mi CV eso no era posible, ya que yo ya era un graduado y con ese perfil tenían que ofrecerme un contrato laboral por un año, lo cual no podían hacer, sintiéndolo mucho, debido a la situación excepcional de crisis. Sin embargo, tras explicarles cómo funcionaba el sistema e insistir en lo legal del mismo, las empresas accedían ipso facto.

De esta manera, la empresa conseguía un graduado a precio de saldo (unos 400-500€/mes) mientras yo tenía un ingreso de 1.000€/mes en la empresa en la que yo quería trabajar durante 6 meses (500€ de la empresa, 500€ beca Argo). Una vez acabado el contrato de prácticas, la empresa me ofreció un contrato como graduado después de haber visto como trabajaba.

Si no hubiese sido por ese contrato de prácticas, seguramente no habría podido conseguir un trabajo en una situación de crisis como la que nos encontrábamos. Por tanto, encuentro en las becas Argo una gran oportunidad para acceder al mundo laboral en el extranjero.

Hay que decir también que en casos como los de Mireia o Cristina, fue la propia empresa la que a través de becas Faro contactó con ellas y les ofreció un trabajo. Por tanto, es también positivo rellenar los formularios e inscribirse a estos programas.

De hecho, siempre insisto en que la búsqueda de un trabajo es un trabajo en sí mismo, al que hay que dedicarle el máximo tiempo posible y la máxima profesionalidad. Así que tenlo claro, si juegas bien tus cartas en todos los frentes, serás capaz de conseguir un trabajo con el mayor de los éxitos.

Aunque en este momento la crisis se ha llevado por delante el presupuesto para ayudas de muchas de estas becas (léase Argo o Faro), aun existen posibilidades como las becas Leonardo para poder realizar estos acuerdos. Las webs de Argo y Faro siguen activas, así que rellenar vuestros datos si estáis interesados, ya que quizá en un futuro vuelvan a poder ofrecer sus ayudas. O mejor que eso, llamarles para preguntar qué perspectivas de futuro tienen estos programas.

Quizá, con solo una llamada, descubriréis qué nuevos convenios existen (véase el programa Eures) y daréis con la llave para un nuevo trabajo.

———————————————————————————–

¿Quién ha escrito este Post?

foto jose

José Conde es Ingeniero Químico e Industrial. Trabaja en Alemania para una multinacional desde hace 1 año y medio. Desde hace 3 años que vive en el extranjero. Es el creador de  Cerebro a la Fuga

El efecto Llamada Telefónica

27 Mar

Una de las quejas más frecuentes en los procesos de selección para un trabajo es la lentitud del proceso. Los candidatos, una vez tienen un currículum preparado y una carta de motivación estándar, se lanzan a la búsqueda online y presentan su candidatura a toda clase de ofertas. Para ello, en muchos casos solo se necesita un par de clicks y hacer unos pequeños cambios en la carta de motivación.

Y entonces, a esperar la llamada de la empresa o el mail que diga:

lo sentimos mucho pero aunque estamos impresionados con su currículum, tenemos otros candidatos más adecuados para la oferta

Pero, ¿y por qué no llamar a la persona de contacto que aparece en la oferta de trabajo? ¿Por qué no preguntar cómo está el estatus de tu oferta?

Normalmente uno encuentra una oferta de trabajo en la que hay mucho bla, bla, bla, pero con leerla uno no se hace a la idea de cómo será el día a día en el trabajo que está pidiendo. Así que agarra el teléfono, llama a la persona de contacto y pregunta abiertamente para que te expliquen en qué consiste el trabajo, explícale quien eres y si ves que puedes ser el candidato adecuado, pídele directamente el mail de contacto para enviarle a la persona tu CV. Si no, infórmale de que en ese mismo momento vas a enviar tu candidatura y que en unos días volverás a llamar para asegurarte de que han recibido tu candidatura.

Piensa que con esto habrás conseguido pasar del montón de cientos de candidatos online con el mismo tipo de currículum y carta de motivación, al montón de los candidatos invitados a una entrevista.

Así que no lo dudes, coge el teléfono y utiliza el potencial del efecto Llamada Telefónica. Y si no tienes ningún teléfono de contacto, llama directamente a la recepción de la empresa y pide que te pasen con alguna persona del departamento de recursos humanos. Seguro que lo harán.

Este consejo os servirá también para cualquier aspecto de vuestra vida, ya sea para pedir un trabajo o para pedirle a un compañero de trabajo si ya ha hecho lo que le habías pedido. Hay que insistir para que tus prioridades sean las prioridades de los demás a tu alrededor.

———————————————————————————–

¿Quién ha escrito este Post?

foto jose

José Conde es Ingeniero Químico e Industrial. Trabaja en Alemania para una multinacional desde hace 1 año y medio. Desde hace 3 años que vive en el extranjero. Es el creador de  Cerebro a la Fuga

A %d blogueros les gusta esto: